¿Lenguaje no verbal para crear personajes reales en la escritura? ¿Y eso sirve al escribir? ¿Estamos locos?

Antes de conocer todo esto del lenguaje no verbal y la PNL llegué a pensar que era ˝un poco bruja˝, un mote con el que me advertía cariñosamente mi marido. Me sentía desconfiada.

niña-vestida-de-bruja-tendida-sobre-el-cesped-sonriendo

Tengo bastante facilidad para el contacto y las relaciones personales, pero «donde ponía el ojo, ponía la bala»: era capaz de saber cómo era una persona en los primeros cinco minutos que trataba con ella y, sobre todo, si era una persona de la que podía fiarme o no.

Por supuesto, era algo que yo manejaba inconscientemente. ¡Pero me aterraba! ¡No tenía margen de error! Me molestaba y esto me hacía sentir un bicho raro. Llegué a pensar que era una desconfiada sin remedio, una odiosa quisquillosa.

Al aprender PNL pude conocer finalmente el motivo por el que habían personas con las que no podía entablar un contacto abierto y confiado, y otras en las que  surgía complicidad, sin más. Se trataba de algo tan sencillo como que su lenguaje no verbal era incongruente con lo que sí quería transmitir a través de la palabra.

https://psicologiaymente.net/social/claves-lenguaje-no-verbal

Nuestro cuerpo, postura, gestos, la mirada, la comisura de los labios, la expresión del rostro, el movimiento de nuestras cejas, el movimiento de nuestras manos… ¡Todo! Habla mucho más de nosotros de lo que creemos. Y de hecho, nos traiciona. Y fue entonces, que mi maldición se convirtió en un maravilloso don.

Y te preguntarás: ¿qué tratas de contarnos ahora con esto?

Pues ofrecerte una forma inequívoca de cómo hacer de tus protagonistas seres más atractivos y creíbles. Algo tan sencillo, como describir los movimientos de quienes dialogan en un relato, puede darnos una cantidad de información, pistas y detalles que enganchan, sí o sí, al lector. Porque la magia no está en que lo vivas en directo o a través del papel, sino en la respuesta de nuestro cerebro al estímulo que le llega con esa información, venga del medio que venga: puede ser real, verlo en televisión, leerlo, escucharlo, sentirlo…

collage-caras-con-lupa-seleccionando-un-sectorEs verdad que puede que parezca complicado dicho así, en frío. No todo el mundo está atento a estos sutiles cambios y suelen pasar desapercibidos.

Pero si comenzamos a observar con calma, entre amigos o familiares —cuidadosa y discretamente—, podremos ir reconociendo en ellos detalles que hablan por sí mismos: una mirada fugaz, un ligero fruncir de labios, micro movimientos de los hombros, de las manos, en las cejas, el tamborileo de los dedos, un parpadeo nervioso, tensión en la frente…

Puede convertirse en un juego o un regalo precioso para ti, pues no solo aprenderás a describir eficazmente los momentos de tus personajes, sino que aprenderás más de los que te rodean y de cómo comunicarte y tratar con ellos. Te sentirás más atento, más observador y más seguro de las relaciones, pues es un lenguaje profundo que dice mucho más que las propias palabras.

dedo-pulsando-la-imagen-de-un-cerebro-en-pantallaAl escribir relatos, lo que hacemos es pasar una experiencia o vivencia (lo que se llama en PNL, (una estructura profunda) a palabras y frases (una estructura superficial).

Y cuando vayas a crear un personaje de ficción, y quieras hacer de su carácter y su personalidad una entidad lo más completa posible, con todo lo bueno y malo que pueda o deba existir en él, recuerda que, para ser realistas, los personajes más emblemáticos se mueven en dinámica de color gris: con virtudes y defectos.

https://www.psicoactiva.com/blog/la-comunicacion-no-verbal-el-arte-de-expresarse-sin-hablar/

Y si te surge narrar un diálogo, no olvides describir siempre su lenguaje corporal,  sus movimientos y reacciones, sus gestos, los cambios de expresión en el rostro y la respiración; esto es básico e indispensable.

chica-observando-por-encima-de-un-trozo-de-tejidoConsejo: la mirada sobre todo, pues los ojos son particularmente importante en la profundidad de las emisiones que delatan a la expresión…

Te ayudará a crear tensiones y momentos muy, muy interesantes.

Es fundamental tratar todo ello en conjunto, comunicará mucho mejor las emociones y tribulaciones que experimentan nuestros queridos personajes de ficción. Y lo más importante, te permitirá hacer partícipe al lector de sus dichas y desdichas y que sienta y piense como él.

Recuerda: Será más real, cuanto más cercano a ti sea. Tus experiencias y observaciones sobre lo que te rodea y tu concentración en cómo te sientes y reaccionas, es lo que dará vivacidad al personaje de tu escrito.

Creatividad para “Comenzar a Escribir”, de Dulce Bermúdez