¡Cuidado con los verbos ladrones!

Si. Lo leiste bien.

Existen verbos que, sin pretenderlo, y porque nosotros no estamos atentos a buscar a sus verdaderos ocupantes, son ellos los que se adueñan de una acción en la oración que no les corresponde. Esto es muy frecuente. Y lo peor, lo hacemos sin darnos cuenta, inconscientemente.

Estos verbos proceden de un solo verbo polaco, «byc ́», y son aquellos que utilizamos de forma insdiscriminada —por ser frecuentes, generalizados y cotidianos—, ocupando el lugar de otro más apropiado para la acción que se quiere transmitir.

Son irregulares y muy, muy utilizados en nuestro idioma español

Vamos a conocerlos:

Haber
mascaras-blancas-de-diferente-tamañoSe puede utilizar como un auxiliar («hay») que nos entra en casi todo, para indicar existencia o como necesidad:

«He visto esta película». (en lugar de «disfruté»)
«¿Hay pan?» (en lugar de «queda»)
«Hay que pedir mas papel». (en el lugar de «necesitamos»)

Como ves, es muy frecuente en frases que se enriquecerían con otros verbos más precisos para esa acción. Algunos de estos pequeños que se quedan en el tintero son:

Producir, existir, surgir, suceder, tener lugar, llevar a cabo, necesitar, realizar, convertir, causar, disfrutar…

Ser

Pasa un tanto de lo mismo con este verbo. Solemos utilizarlo como características permanentes, como identidad, posesión, profesión, y en lugar de espacio y tiempo.

 

Ejemplos de ello serían:
«Somos de Francia» (en lugar de «venimos o procedemos»)
«Este coche es mío» (aunque sería más correcto decir «me pertenece o poseo»)
«¿Dónde es la clase?» (algo muy habitual en lugar de preguntar «dónde está»)

Su uso normal sería cuando expresamos una cualidad, el origen o un acontecimiento.

Acciones de las que se apodera este verbo serían: Mantener, parecer, resultar, estar hecho, hacerse, proceder, realizar, tener lugar, pertenecer, provenir…

Estar

Es frecuente para relacionar características variables como localizaciónes o estados de ánimo momentáneos. Por ejemplo:

«El coche está en el garaje» (sería más corecto «se encuentra»)
«Juan está cansado» (muy común sustituyendo a «se siente»)

Su dinámica de acción más propia es ubicación, estado o sentimiento.

Y otros verbos que podrían ser más efectivos serían: encontrar, hallar, permanecer, quedar, lucir, parecer, sentir…

Así que… sí. Tenemos “verbos ladrones”, aunque somos nosotros los que por descuido, dejadez o falta de pensarlo, no usamos para describir la acción a sus verdaderos dueños.

Los textos y tus mensajes pueden enriquecerse mucho si pierdes unos segundos en averigurar otro verbo que se ajuste mejor a la realidad de la oración.

¿Quieres hacer la prueba?

La próxima vez que escribas y vayas a utilizar uno de estos tres verbos, para, piénsalo o busca un sinónimo de acción. Te encontrarás con agradables sorpresas y tus escritos ganaran en diversidad y riqueza expresiva.

https://www.inmsol.com/es/gramatica-espanola/los-verbos-ser-estar-y-haber/