¿Alguna vez pensaste en tratar al miedo como una emoción productiva?

hombre-en-reloj-de-arenaComencemos por una dura e ineludible verdad: siempre vas a sentir miedo. En todo aquello que hagas nuevo, que comiences, que te resulte imprevisto y, sobre todo, cuando hay incertidumbre sobre cómo puede salir o cómo te puede afectar.

Siempre hay miedo en mayor o nivel grado. Puede que sólo sintamos alguna mariposa en el estómago, o que nos palpite el corazón en el pecho algo más acelerado o que se nos nuble la mirada y hasta que nos dé una crisis de ansiedad o te paralice.

Ese miedo es mucho más certero cuando hablamos de realizar algo creativo. Por lo que, en la escritura, la sentirás también. Será un fiel compañero que nunca te dejará. Así que tendras que aprender a convivir con él.

¿Pero sabes que, una vez lo mantengas a raya, puedes sacarle productividad?

joven-en-ordenador-asombrada

La PNL te enseña cómo optimizar tu mente, y como escritor, nos enseña cómo funciona la mente y cómo podemos utilizar su forma de trabajar en nuestro provecho. También nos enseña cómo bailar con el miedo y mantenerlo a nuestro lado; no delante de nosotros, limitándonos, sino a nuestro lado, acompañándonos e impulsándonos para escribir.

Cuando conoces cómo se mueve la mente y el proceso de tus pensamientos, podrás reinventarla para enfocar su potencial hacia tu objetivo, para motivarte, ser más productivo, más lúcido y efectivo; podrás desarrollar más tu creatividad y concentrarte mejor y desarrollar y ampliar una idea.

En cierto modo, el miedo aparece cuando no estamos seguro de que tengamos la habilidad suficiente para crear algo diferente, original o llamativo. Es perfectamente lógico y hasta positivo que lo sientas.

Cuando hacemos cursos creativos (del estilo que sea) nos dan fórmulas y dinámicas, pero siempre queda ese “el lado oscuro” de «mejorarás en la medida que seas bueno». Y esto nos lleva a la inseguridad de que seamos buenos en algo. Nadie nos lo garantiza y si no te lo dice tu maestro, mentor o quienes te rodean, siempre tendrás esa duda contigo.

Pero tienes opción a mantener el miedo controlado e impedirle que te pare. Piensa que el miedo, nació  como una emoción de alerta para evitar que nos hiciéramos o nos hicieran daño. Por lo tanto, imagina que está ahí sólo y exclusivamente con la idea de avisarte para que estés atento. ¿Cambia un poco las tornas, verdad?

cabeza-humana-en-negro-con-neuronas-de-coloresY ahí es donde entran las herramientas de la PNL  porque funciona directamente como herramientas para trabajar la creatividad. Me encanta trabajar con ello porque es como hackear tu proceso mental para seguir fluyendo cómoda, continua y fácilmente hacia tu objetivo e ir desarrollando  todo tu potencial desde el nivel donde estés. Imagina una escalera ascendente: da igual desde donde empieces, siempre que sigas subiendo.

La otra propuesta es tan simple como contrarrestar una pregunta con otra: cuando comenzamos algo nuevo, empezamos con ilusión. A medida que seguimos con ella, nos asalta una simple pregunta: «¿Y si…?»
 Y cuando tu mente comienza a intentar responderla te irá sacando una ristra de “peros” que irán minando tu impulso inicial para que no te muevas de donde estás, es decir, que no salgas de lo que te resulta conocido y lo seguro.

Es entonces cuando dejas muchas cosas por probar y objetivos por conseguir. La realidad es que vives la mitad de las cosas que puedes experimentar en la vida cuando haces caso a estos «¿y si…?»

balanza-con-interrogantes

La segunda propuesta para frenar este temor natural es otra pregunta que invalidará a la funesta «¿Y si…?». Y es algo tan simple como preguntarte a tí mismo: «¿Qué harías tú, si no tuvieras miedo?» Tu mente te responderá rápidamente.

Tal vez esto sea lo más duro y a la vez, lo más importante cuando decidas que quieres comenzar a escribir: separar tu “yo crítico” —al que me encanta llamar «micro-yo-resistente»— y que mantienes en tu interior, de tu «yo escritor» que te ilusiona y empuja a comenzar.

Recuerda siempre:

Tu mente es tu mejor aliada, pero debes conocerla.

Tus miedos son tu mejor empuje, pero debes domesticarlos.

 

Otros artículos relacionados:

¿Por qué te asusta la creatividad?

El miedo en la escritura…

Deja fluir tu “creatividad dormida”

https://www.fundaciocreativacio.org/es/blog/el-blog-creativador/la-creatividad-requiere-vencer-el-miedo/

4 Miedos que Bloquean tu Creatividad

https://www.equiposytalento.com/noticias/2015/11/09/como-superar-el-miedo-y-ser-mas-creativo

Suscríbete y te regalamos un libro

“Cómo hacer escritos más atractivos

al lector en 9 pasos”

Cómo hacer escritos más atractivos al lector en 9 pasos