¿Real, mito… o leyenda urbana?

¿Real, mito… o leyenda urbana?

 

pareja-duda

Si te preguntaran cuál es el terror de un escritor, a tu mente vendría «la pantalla en blanco».

Y es posible que así sea. Pero: ¿es real o es un mito? ¿Por qué un escritor puede quedarse paralizado ante una hoja en blanco? ¿Qué hay detrás de esto?

Hay escritores que defienden la existencia del bloqueo del escritor y otros que piensan que es una exageración.

Bien, sin duda han habido y habrá escritores con etapas en su vida profesional poco productivas, incluso se diría, poco creativas. Y no dudo que pueda haber casos severos. Pero debemos pensar que esto puede darse debido a muchas circunstancias y, en la mayoría de los casos se puede aminorar y aliviar. Te expongo tres de ellas:

Estrés.-  Ya sabemos que una persona que escribe tiene cierta presión. A veces por fechas de entrega de su editorial; a veces circunstancias de salud; otras con dificultades familiares. Todo ello conlleva una carga extra de energía para la mente que la obliga a priorizar.

emociones-diferentes-chica-enfadad-chico-asustadoLa mente trabaja con energía. Una dificultad supone un gasto extra de energía. Consume mucha de hecho, cuando tiene algún problema que solucionar. Por eso se siente liberada cuando algo le gusta y le resulta fácil. Es el caso de cuando pasamos tiempo en algo que nos apasiona: nos crea descargas de neurotransmisores como la dopamina y la endorfina que nos hacen sentir bien y tener sensación placentera; la mente aquí no consume tanta energía.

Tu mente va a priorizar para ahorrar su consumo a aquello que cree más importante, y por eso, la creatividad y la imaginación puede verse afectada.

Sugerencia: pregunta a tu mente —directamente sí, ella nunca puede dejar de responderte— qué es lo que le preocupa. Automáticamente te dará una pista, una imagen, un recuerdo, una voz pensada… (es la forma en que te contesta). Cuando sepas a qué está sujeta su atención, hazte cargo de ello: trabájalo, resuelve o al menos encamina a posibles soluciones. Notarás que la mente comenzará a sentirse liberada y podrás, de nuevo, canalizar mejor tu creatividad.

Enfermedad.- Dolores de cabeza, fiebre, cansancio, molestias en general… No te digo nada que no sepas ya pero es evidente que, si no estás en buena condición, la mente estará predispuesta a ahorrar energía si necesita recuperarse. Tómate un tiempo, descansa, recupérate: Cuando tu mente no tenga que ocuparse de tu cuerpo, volverá a activarse, incluso más veloz que antes de ponerte enfermo.

hombre-con-manta-resfriado

 

Sugerencia: Aquí es preciso tener paciencia y buscar elementos sencillos, si deseas escribir, que no nos plantee un reto. Por ejemplo, en ratos que te apetezca solo deja fluir, no busques hilar una historia, solo deja que salga las ideas. Puede que no tengan conexión, incluso que surjan ideas locas. No importa: Es una forma sencilla, de poca energía y 

 

concentración de mantener abierto el canal creativo, aún estando en bajas condiciones.

Es preferible trabajar dos días al máximo de rendimiento que estar una semana trastabillando con tu energía mental mermada.

Dualidad.- Esto es algo que te puede sorprender. Seguro que te estarás preguntando: ¿A qué te refieres con dualidad?

Pues a algo tan simple como tener dos ideas diferentes en la cabeza. Si, si tienes dos opciones que para tí son igual de válidas esposible que pierdas concentración. Imagina que vas a escribir una novela y hay dos temas que te gustan, y no te decides por una para empezar. Lo intentas, comienzas con una, pero la otra idea asalta tu mente y te despista.

 

Debes tener cuidado porque es posible que comiences a procrastinar el hecho de ponerte a escribir, y llegues a pensar que es falta de creatividad. Así que, voy a dejarte un ejercicio muy simple pero muy eficaz para esos momentos de duda:

Sugerencia: Sentado o de pie, como más cómodo te encuentres, pon las palmas de las manos hacia arriba y los codos ligeramente separados del cuerpo. No te apoyes en nada, deja las manos totalmente libre en el aire.  Piensa en una de las cosas que te preocupa y déjala sobre una de las palmas; haz lo mismo con la otra idea y déjala descansar en la otra mano.

Cierra los ojos y pregunta: «¿Cuál primero?» «¿Qué me apetece más?» «¿Cuál es mejor para mi?». Sentirás que una mano te pesa más que la otra, incluso bajará más de su posición.

El cuerpo no te engaña, le habla directamente a tu subconsciente. Si conscientemente estás con dudas,  tu cuerpo sabe cuál es tu prioridad, cuál te va a motivar más. Elegirá aquella que mejor se adapte a tus deseos, o que más tranquilidad te aporte. La mano que más pesa, es tu respuesta.

Estas son algunas sugerencias para esos momentos de duda. Espero que puedan resultarte de utilidad.

 

https://dulcebermudez.com/que-ocurre-cuando-miramos-la-pantalla-en-blanco/

https://dulcebermudez.com/descansos-productivos/

https://dulcebermudez.com/los-conectores-amigos-interesantes-en-momento-de-crisis-de-ideas/

https://www.maidertomasena.com/estrategias-sindrome-bloqueo-escritor/

https://www.tintaalsol.com/2010/01/10-trucos-para-superar-el-bloqueo-de-escritor/

 

https://www.sinjania.com/superar-el-bloqueo-del-escritor/

 

Suscríbete y te regalamos un libro

“Cómo hacer escritos más atractivos

al lector en 9 pasos”

Cómo hacer escritos más atractivos al lector en 9 pasos

Deja un comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web de acuerdo a nuestra Política de privacidad. *

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Dulce María Bermúdez Martín.
Finalidad: Moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios:No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos quedarán almacenados en los servidores de Infomaniak Network, SA, situados en la Unión Europea y de acuerdo a su Política de Privacidad.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a [email protected]

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos consultando nuestra Política de Privacidad

Centro de preferencias de privacidad