Los diarios: píldoras de dopamina natural.

Los diarios: píldoras de dopamina natural

Taza-libreta-apuntes-lápizTienen muchísimas utilidades. Depende en mucho de para qué quieres utilizarlo, y no es solo que sea una forma terapéutica y natural de organizar y crecer en tu día a día: es una de las formas más fáciles y cómodas de comenzar a escribir. 

Siempre he sido una persona muy dinámica, rápida y de poca paciencia. Me frustraba cuando no conseguía que el resto del mundo fuera igual de rápido que mi mente. Así que empecé una “cura” hacia mis «pensamientos en metralleta» con la intención de comenzar a ser dueña de mi vida y de la velocidad de mis pensamientos.

Escuché que un diario te ayudaba a valorar lo que ocurría cada día. Recuerdo que estaba en una etapa de cambio muy rápida y me sentía agotada. Comencé, te soy sincera, con mucha desconfianza. Sin embargo, sus resultados fueron más allá de mi expectativas en muchos sentidos. Te cuento los diferentes usos que le he dado a los diarios a lo largo de diferentes etapas en mi vida. Tal vez alguno pueda serte útil:

Mi etapa «Automotivación». Hubo una época que necesitaba ordenar mi día a día: Demasiadas responsabilidades, muchas ganas de hacer cosas —demasiadas cosas—, atender a mi familia, mantener mi casa, comenzar mi vocación, mis estudios… 

vision-de-boligrafo-y-libreta-en-escritorio

Sí, sé que suena agobiante de solo de leerlo. ¡Imagina cómo me sentía yo cada día!  Llegaba a la noche exhausta y con la dolorosa sensación  de no haber hecho nada.

A pesar de mi poca fe, el diario fue mi salvación. Comencé a escribir todo las cosas que hacía, cada día. Me di cuenta de la cantidad de «pequeñas cosas» que realizaba y a las que no daba importancia. ¡Hacía muchísimas! Pero mi cerebro no las registraba porque las hacía en automático, no les daba importancia y, prácticamente, eran inexistentes.

Ese nivel de trabajo era lo que hacía que me sintiera agotada, y el no registrarlo debidamente me daba la sensación de haber dejado pasar el día a lo tonto. Según fui siendo consciente de cada tarea y el tiempo que ocupaba mi mente comenzó a ajustarse al tiempo del día y mi sensación de frustración disminuyó considerablemente.

Fue mi primer paso a centrarme.

Mi etapa «Desestrés». Luego varié un poco el sistema y comencé a utilizarlo para diversificar diferentes acciones pensando en el tiempo que me llevaría cada una. Las iba repartiendo en la semana y, así, poco a poco, avancé mucho más rápido y conseguí estar al día de todas mis obligaciones.

Encontré descanso para mis muchos «debería…» y se fueron convirtiendo en «Tu turno es…».

Fue una cura maestra para mí y mi insistente sensación de responsabilidad impuesta.

Mi etapa  «Gestión de emociones». Poco a poco fui notando como iba mejorando en la gestión del tiempo. Así que luego pensé: ¿Funcionará con las emociones?

pluma-soltando-gotas-de-tinta

Comencé a escribir cada día las emociones que sentía. Al principio las confundía, pero en muy poco tiempo, comencé a diferenciarlas.

 

Lo mejor de todo fue que también comencé a conocer el por qué de cada una. Y llegó un momento en que podía no solo gestionarlas, sino meditarlas y serenarme en circunstancias complicadas, hasta que  analizaba con certeza lo que sentía y lo que debía hacer.

Resultó ser un bálsamo para mi impulsividad y empecé a valorar el tiempo de reflexión antes de actuar.

Mi etapa «Planificación del día» Ya se había convertido en un hábito, así que pensé. «¿Por qué no usarlo como herramienta para controlar los tiempos del día y ser más productiva? Buscar momentos de estudio, de descanso, de concentración máxima en el trabajo, incluso de pequeños caprichos. 

Y así fue: cada noche escribía lo que quería hacer al día siguiente, y cada día iba tachando lo que hacía. Esto me permitió dormir con mayor tranquilidad, sabiendo que todo lo que necesitaba hacer estaba anotado y mi mente no tenía que ocuparse de recordarlas.

chica-escribiendo-en-portatil Llegado este momento, el diario ya era una agenda, literalmente. Fui un poco más allá, y utilicé la idea del diario para diversificar el plan de trabajo de cada servicio, o cada nuevo libro.

 

Ponía fechas no demasiado generosas pero sí reales, y cada vez que lograba un paso era una motivación mayor para el siguiente reto. 

Esto me permitió conseguir muchos logros y proyectos en poco tiempo sin que fuera agobiante para mí.

Mi etapa «Agradecer» Esta es, actualmente, mi diario del día a día. Utilizar dos minutos antes de acostarme para dar gracias por lo que me rodea, lo realizado, lo conseguido, lo aprendido y lo que disfruto de cada día.

Es un momento de paz y calma que me sirve incluso para relajar la dinámica de pensamientos y prepararme para el descanso.libreta-flores-verde

Como ves, los diarios pueden ser muy versátiles, y de gran utilidad para tu crecimiento y mejora personal. Además, te crean un hábito de escritura muy interesante que luego te llamará como una dinámica necesaria para sentirte bien contigo.

¿Te animas a comenzar?

 

https://dulcebermudez.com/por-que-amamos-escribir/

https://dulcebermudez.com/cuando-te-dicen-escribe-un-diario/

https://dulcebermudez.com/reinventarnos-siempre/

 

https://psicopedia.org/7506/escribir-un-diario/

 

https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/querido-beneficios-escribir-propias-vivencias_1_1964989.html

Suscríbete y te regalamos un libro

“Cómo hacer escritos más atractivos

al lector en 9 pasos”

Cómo hacer escritos más atractivos al lector en 9 pasos

Deja un comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web de acuerdo a nuestra Política de privacidad. *

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Dulce María Bermúdez Martín.
Finalidad: Moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios:No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos quedarán almacenados en los servidores de Infomaniak Network, SA, situados en la Unión Europea y de acuerdo a su Política de Privacidad.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a [email protected]

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos consultando nuestra Política de Privacidad

Centro de preferencias de privacidad