Pies-con-reloj-de-cuerpoDescansos productivos… ¿Qué son?

El descanso como medio productivo, es algo que casi no se plantea. Más cuando eres adicto al trabajo (como yo), cuando piensas que el tiempo se esfuma o sientes que tienes demasiadas responsabilidades sobre ti.

Sin embargo, un tiempo de descanso programado puede hacer maravillas en tu productividad. Ya no hablamos del descanso del cuerpo que es imprescindible para que pueda reponerse y mantener su salud; a tu mente le ocurre exactamente igual: es una máquina perfecta que no para nunca. Pero, como toda máquina necesita puestas a punto. Y esto es  lo que consigue un descanso programado en ella, mantenerla en estado óptimo de producción.

chica-escribiendo-en-portatil

Nos han enseñado que el tiempo es oro, que se escapa de las manos, que nunca vuelve, que si no estás activado es tiempo perdido… En un transfondo irónico todas esas frases tienen una cierta verdad detrás, mas no como nos lo han querido enseñar.

Debemos ser consciente del tiempo y a la vez, consciente de nuestra responsabilidad de producción. Sea cual sea tu trabajo o dedicación, y si estás acostumbrado a programar tus días paso a paso, comienza a integrar uno o dos momentos al día —por ejemplo una en la mañana y otra en la tarde— para tomar periodos breves de descanso. Lo ideal es entre 10 a 20 minutos por vez.

¿Qué tipo de descanso? Tú te conoces mejor que nadie: puede ser levantarte de la silla y dar una vuelta por tu oficina, abrir la ventana y sentarte frente a ella  y respirar pausadamente, dar un corto paseo por los alrededores, sentarte o tumbarte con los ojos cerrados… Es un breve espacio de tiempo donde romper con la rutina y el esfuerzo permite a nuestra mente renovar energía y adquirir nueva fuerza.

chica-de-espalda-mirando-al-horizonte-con-los-brazos-abiertos

Lo ideal en este espacio de tiempo es tomar agua y algo de frutos secos, o estirar tus extremidades. Tu mente te agradecerá este cambio de «agua y aceite».

 

Debes tener en cuenta que cualquier proceso mental, sea trabajo, concentración, estudio, tiene una curva efectiva que gira entre los cuarenta minutos y la hora y media (en estudiantes y universitarios bien entrenados). Los escritores, también tenemos una curva de concentración algo mayor, por la costumbre de leer. Despues de este tiempo, seguro que alguna vez te has llevado la mano a los ojos, al entrecejo, al puente de la nariz, a la sien, has cerrado y abierto los ojos… A que si. Es el indicativo urgente de que debes tomar un descanso. Tu mente te grita que pares a traves de la zona alrededor de tus ojos; Más aún si trabajas con pantallas de cualquier tipo.

No quiere decir que dejes a medias una reunión importante o que canceles una llamada. Pero si que te programes: si sabes que la reunión va a durar un par de horas, descansa antes.

Ten en cuenta que el efecto beneficioso que el oxígeno realiza sobre tus músculos, es idéntico al que realiza en tu mente.

De hecho, cuando escribas deja un espacio (casi imperceptible) entre párrafos. Puede ser tan solo dos o tres puntos más de separación que el interlineado. Lee ese fragmento y notarás el efecto que hace ese minúsculo espacio de más en la mente: la dinamiza, respira, se acomoda y comienza la lectura del siguiente párrafo con igual energía que en el principio del escrito. Esto, es una responsabilidad que tienes como escritor frente a tus lectores: hacer que se sientan cómodos cuando leen. Pruébalo y comprueba sus resultados.

gafas-bloc-movil-ordenadoOrganizar tu trabajo en periodos entre 25 y 35 minutos y toma cinco minutos de descanso entre ellos. Verás que en pocos días notarás que eres más productivo. Realizas las tareas con mayor soltura y rapidez, resuelves problemas con más eficacia y mantienes tus pensamientos y reflejos dinámicos y activos.

El descanso es fundamental si quieres trabajar bien. Programarlo es propio del trabajo de un gran lider.

Un abrazo cálido.

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/beneficios-de-descansar-la-mente-251403011449

https://www.20minutos.es/noticia/1945462/0/cuidado-ojos/consejos/vista/

Aminorar la marcha para evitar el «bloqueo del escritor»

 

¿Ser productivo o proactivo? ¡Las dos!

Escribir como salud y bienestar

Suscríbete y te regalamos un libro

“Cómo hacer escritos más atractivos

al lector en 9 pasos”

Cómo hacer escritos más atractivos al lector en 9 pasos