Hacer un perfil de un buen personaje, que sea real y creíble, es uno de mis momentos preferidos a la hora de escribir. Es como modelar en arcilla tu criatura, dándole forma, proporción, perspectiva y luego, color.

Me encanta la expresión de extrañeza que ponen cuando le hablas en un curso de hacer para ti mismo, como autor, una descripción de tu propio personaje. Se da por hecho que si tu creas el personaje, ya lo conoces. No necesitas describírtelo a tí mismo.

¿Tengo que escribri todo esto de mi personaje? ¡Pero si ya lo conozco!

¿Seguro? Despues del ejercicio me cuentas qué te pareció, si ves que da igual, o si has sentido algún cambio.

Y por supuesto, siempre, siempre notan un gran cambio.

Figura-negra-simulando-interés-con-carismaUn personaje es a quien le suceden los hechos que el narrador cuenta, y que puede ser una persona, un animal o, incluso, un objeto animado o no. Lo más importante, es que cada uno de ellos tiene una determinada personalidad propia que es única. El perfil de un personaje no se basa únicamente en describirlo: moreno o rubio, alto o bajo, amable o gruñón… Esto nos sirve cuando se lo pedimos realizar a los niños, ¡y lo hacen muy bien!, porque en su mundo, todo lo animado o inanimado es sencillo y cristalino.

Pero cuando queremos escribir para los adultos, el perfil del personaje se convierte en todo un registro de su ser físico, psíquico, emocional y espiritual. La persona que lee, debe «verlo y sentirlo» en su mente a través de la lectura. Y para eso, hay que dar pistas sencillas pero muy específicas de una buena cantidad de matices en su forma de ser, de pensar, de expresarse, de vestir, de estar…

Un buen personaje —ya no te digo un protagonista—, es un punto esencial en la estructura de una historia que «no se ve» en los escritos: se siente. Tal cual. Y lo mejor es, que cuánto más lo desgranemos como conjunto de elementos, más real parece ser.

Tomarnos tiempo de crear un buen perfil de nuestros personajes lleva en sí grandes beneficios para nosotros como autores y para el escrito como historia:

-Te obliga a conocerlo a ti mismo, con todas sus variantes, sus virtudes e imperfecciones, sus valores y gustos, sus deseos y oscuros pensamientos.Esto te proporciona mucha fluidez a la hora de su tipo de lenguaje y la forma en que responde ante las situaciones.

-Un personaje con claroscuros es un personaje vivo y real. Y así  mismo hay que describirlo y tratarlo en la historia. Para eso, es imprescindible que el trabajo de reconocimiento y descripción empiece desde nosotros como autores.

-En la vida real, nadie es totalmente bueno ni totalmente malo; la vida no se mide en los extremos. Nadie es blanco o negro y, en la mayoría de las ocasiones, presentar a nuestro personaje con sus puntos débiles le otorga mucha fuerza en el contexto.

-Además, la hitoria puede ganar en veracidad e interés presentando personajes y protagonistas originales, variopintos, contradictorios…  Y también con héroes que terminan hechos unos zorros.

-Si tú eres capaz de definir al detalle el perfil, podrás tratarlo y defenderlo en el texto. Si te lo crees tú, también lo hará tu lector.

Si bien, puedes ir presentando sus características a lo largo del texto, el tenerlo previamente explícito para ti, te permitará tener aún más claro el carácter, lenguaje, movimientos y reacciones de cada uno de ellos y el grado en que puedes ir ofreciendo información sobre él.

 
Perfil del personaje

Este es un esquema básico de propiedades que puedes utilizar para catalogarlos y crearlos, tal como a ti te plazca.
No todo hay que contestarlo, ni exponerlo a la primera ocasión. Puedes ir trabajando su descripción a lo largo del relato. Ten siempre en cuenta, que hay datos específicos que son relevantes en un texto y otros no. No siempre nos interesa la ciudad natal, pero sí puede ser importante la nacionalidad; no siempre nos importa conocer sus refranes favoritos, pero tal vez sí sus aficiones. ¿Comprendes?

 

Apuntamos un listado de características y cualidades:tres-caras-en-blanco-negro-de-tres-jovenes

Datos básicos   Nombre. Edad. Nacionalidad, ciudad natal y actual residencia. Nivel socio-económico niño (se sobreentiende que respecto a su familia) y de adulto.  Ocupación, talentos y habilidades. Hermanos y el orden de nacimiento. Su cónygue o pareja, hijos y nietos, o abuelos (con todos ellos es bueno describir la relación que viven entre ellos). Otros, que pueden ser amigos, compañeros, vecinos o conocidos (También en este caso describimos la relación). Si especificamos las habilidades en las diferentes relaciones, puede dar una idea de cómo se moverá een el relato.

 

Características físicas. Aquí apuntamos los rasgos distintivos: Altura. Peso. Raza. Color de ojos (tal vez lleva gafas o lentes de contacto). Color de pelo, piel, o forma de la cara. Cómo viste. Amaneramientos, hábitos y aficiones: fumar, beber, salir de juerga, hogareño, etc. Condiciones de salud. Estilo (elegante, gastado etc.). El defecto más grande o su mejor cualidad.
Atributos intelectuales, mentales, personalidad y actitudes. Educación recibida, inteligencia. Metas a corto y largo plazo. Cómo se ve el Personaje a sí mismo y cómo cree él que es percibido por otros. Si está o no seguro sí mismo, o se deja llevar por las emociones. Es lógico en sus planteamientos, o se deja manipular. Experiencia en la vida.

rostro-de-mujer-difuminado-por-colores

Características emocionales. Fortalezas y debilidades: ¿Introvertido, extrovertido, generoso, tacaño, agresivo, pacífico o conciliador…? Es importante cómo maneja el personaje las emociones, qué le motiva, qué le asusta o qué la hace feliz. Es sensible con los que le rodea y como se comporta generalmente: cortés o rudo.

Características espirituales. En qué cree. ¿Cuáles son las creencias espirituales del personaje?  ¿Tiene alguna religión evidente, o se mueve de forma  espiritual? En cualquier caso, ¿Cómo se desenvuelve?

https://dulcebermudez.com/personajes-mas-reales-con-luces-y-sombras/?v=04c19fa1e772

https://dulcebermudez.com/dotar-de-carisma-a-tus-personajes/?v=04c19fa1e772

https://es.wikihow.com/crear-un-personaje-con-un-perfil-bien-detallado

http://megustaescribir.com/recurso/83/si-no-sabes-como-construir-un-personaje-te-interesara-este-metodo

https://www.sinjania.com/descripciones-de-personajes/

 

Sugerencia:

Escribe primero tu perfil. Cuando lo tengas todo claro, entonces comienza a presentarlo, poco a poco en tu escrito. Es interesante apuntar también en qué escena  aparece primero y las relaciones que desarrolla con el resto de personajes.

Cómo está introducido en la historia: ¿Cuál es su papel en la novela? ¿Es el personaje principal? ¿Héroe o antihéroe ? ¿Interés romántico?

Si empleamos unos minutos en concienciarnos sobre estos puntos, al menos con los principales, nuestros personajes pueden ser mucho más atractivos y reales para los lectores.

 

Suscríbete y te regalamos un libro

“Cómo hacer escritos más atractivos

al lector en 9 pasos”

Cómo hacer escritos más atractivos al lector en 9 pasos